06 Junio

Trucos para la limpieza de la campana extractora

La limpieza de la campana extractora de tu cocina es algo que nunca se debe dejar de lado y es preciso hacerlo asiduamente, 1 vez cada 2 meses aproximadamente. A continuación, Conchita os da algunos trucos para mantener la campana limpia con el menor esfuerzo posible, ya que esta tarea se convierte en algo tedioso […]

La limpieza de la campana extractora de tu cocina es algo que nunca se debe dejar de lado y es preciso hacerlo asiduamente, 1 vez cada 2 meses aproximadamente. A continuación, Conchita os da algunos trucos para mantener la campana limpia con el menor esfuerzo posible, ya que esta tarea se convierte en algo tedioso y desesperante.

  • Es aconsejable el uso de una esponja suave para su limpieza

Se debe evitar las esponjas ásperas para evitar daño en el material de la superficie de la campana. Una esponja suave trata el material sin deteriorarlo y esto acompañado de una mezcla de agua y jabón de lavavajillas son las herramientas perfectas para su lavado.

  • Utilizar vinagre blanco

Mezclando en un recipiente agua tibia y vinagre blanco a partes iguales sería suficiente para limpiar la campana extractora de tu cocina, el vinagre es un buen combatiente de la grasa pegada tan complicada de sacar en los recovecos más escondidos del electrodoméstico en cuestión.

  • Desengrasar la campana extractora

Con agua y lejía, hacemos que la grasa más dura se vaya con facilidad de la superficie de la campana extractora.

  • Limpiar el filtro de grasa

Esto es recomendable limpiarlo cada dos meses, es la parte más importante de la campana extractora. Una opción, y la más cómoda, es limpiarlos en el lavavajillas ya que dependiendo del jabón que utilices y el programa del lavavajillas puedes conseguir un gran resultado. La segunda opción, es dejarlos a remojo durante unas horas con detergente de vajillas líquido.

limpiar-filtros-campana

  • Hervir agua y zumo de limón

De esta manera, se quita mucho más fácilmente la suciedad. Solamente es necesario hervir en un caldero agua y zumo de limón mezclados. Es aconsejable tener activado el ventilador de la campana durante el proceso.

  • Limpieza frecuente de la campana

Está claro que si limpias tu campana con más frecuencia, cada vez que la limpies no será necesario pasarte una hora frotando para quitar la grasa acumulada. Todo será más cómodo.

 

Comparte esta página :

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *