19 Septiembre

Máscaras con platos desechables

Todos sabemos que los niños desbordan creatividad, así que CONCHITA nos trae una forma de sacarle partido. Los niños crearán sus propios materiales para el juego, se entretendrán, se sentirán realizados y satisfechos y luego les será mucho más divertido jugar con algo que han hecho ellos. Con unos platos de plástico, o mejor de […]

Todos sabemos que los niños desbordan creatividad, así que CONCHITA nos trae una forma de sacarle partido. Los niños crearán sus propios materiales para el juego, se entretendrán, se sentirán realizados y satisfechos y luego les será mucho más divertido jugar con algo que han hecho ellos.

Con unos platos de plástico, o mejor de cartón, de los que tenemos todos por casa, haremos unas máscaras de los personajes o animales que más les gusten a los más pequeños de la casa. Es muy fácil y sólo vamos a necesitar:

-Lápiz y goma

-Regla

-Tijeras

-Rotuladores, témperas… (lo que más nos guste)

-Cartulinas de colores, pegatinas… todo lo que se nos ocurra

-Goma elástica (en caso de que no tengamos por casa podemos utilizar un lazo o hilo, pero no va a sujetar tan bien como la goma).

-Palitos de polo o pajitas (en caso de que no hayamos la opción de la goma elástica)

 

Hacerlo es muy fácil, primero pensamos en lo que queremos hacer, por ejemplo, un conejo. Como es una máscara, solo necesitaremos aproximadamente la mitad del plato. Con una regla, dibujamos una línea recta aproximadamente hacia la mitad del plato.

Una vez tenemos nuestra mitad, nos medimos nuestra máscara y hacemos una marca donde irían aproximadamente nuestros ojos. Dibujamos dos círculos y los cortamos. (En caso de que solo las queramos como decoración o manualidad, podemos pegar ojos de pegatina o dibujarlos nosotros mismos, sin necesidad de hacer agujeros).

Ahora pasamos a dibujar los detalles con el lápiz. Le hacemos una nariz pequeñita, unos coloretes y marcamos donde irán los bigotes.

En otra cartulina blanca, dibujamos dos orejas iguales. En una cartulina rosa dibujamos unos bigotes.

Ahora decoramos, pegamos las orejas y los bigotes tal y como habíamos marcado. Con un rotulador negro coloreamos la nariz y con uno rosa los coloretes de nuestro conejo.

Ahora tenemos dos opciones: podemos hacer dos agujeros a los lados y atar una goma del tamaño de nuestra cabeza o pegarle a un lado una pajita o un palo de un polo de helado. Nosotros vamos a pegarle una pajita, porque además decora un poco más nuestra pajita (las pajitas podemos decorarlas también si las pintamos del color que queramos).

 

Captura de pantalla 2018-08-29 a las 10.16.43

 

Así, ya tenemos nuestro conejito. Podemos añadir todos los detalles que queramos y hacer todos los animales o personajes que queramos. ¿Qué os parece?

Comparte esta página :

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *