19 Junio

De la cabeza a los pies

El Sol actúa sobre la piel a través de los rayos UV. Estos rayos son los que causan daños en las células de la piel y con el paso de los años la piel presenta arrugas y manchas. Por otro lado, los rayos UVB causan enrojecimiento de la piel y quemaduras. Ambos tipos de rayos tienen una relación directa […]

El Sol actúa sobre la piel a través de los rayos UV. Estos rayos son los que causan daños en las células de la piel y con el paso de los años la piel presenta arrugas y manchas. Por otro lado, los rayos UVB causan enrojecimiento de la piel y quemaduras.

Ambos tipos de rayos tienen una relación directa con el cáncer de piel y con algunos problemas oculares. Hay que tener en cuenta que el daño de los rayos solares es acumulativo e irreversible.

Poco a poco ya nos hemos convencido de la importancia de la protección solar y ya somos muchos los que la usamos a diario, no aplicándola solo cuando vamos a la playa o piscina.

Sin embargo, nos olvidamos de algunas partes del cuerpo que también merecen su cuidado y protección.

LOS LABIOS

Su piel es diferente al la del resto de nuestro cuerpo ya que es mucho más fina y sensible,  no se broncea al no contener melanocitos. Por ello, hay que cuidarlos especialmente , en el mercado existen infinidad de bálsamos y protectores labiales.

sol

LAS OREJAS

La mayoría acabamos con las orejas rojas como tomates , “no nos acordamos de ellas a la hora de echarnos protector solar”, así que ya sabéis, las orejas también piden protección ¡y por detrás también!

LOS PIES

Me he quemado los pies muchas veces, sobre todo los empeines. Y es que a pesar de que sí te llega la crema a esta parte (lo que te va sobrando de las piernas, no porque la apliques directamente), es la que antes se va, por la sudoración y porque si estamos en la orilla del agua, los estamos mojando continuamente.

La piel de la planta del pie es muy sensible a la radiación solar y cuando tomamos el sol, sobre todo boca abajo, está especialmente expuesta a los rayos del sol.

Debemos aplicar protección, no solo en los empeines sino también en las plantas.

LAS MANOS

La mayoría, llevamos crema de manos en el bolso, sin embargo, no le damos importancia a que lleven protección solar.

En las manos también se nota el paso del tiempo se arrugan antes y salen manchas, pero todo esto podemos retrasarlo cuando usamos una buena protección solar a diario.

pies-verano

 

 

Comparte esta página :

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *