12 Abril

Jardinería como terapia: 10 Razones para practicarla

Está demostrado que la jardinería funciona como terapia. Con media hora dedicada al cultivo y cuidado del jardín se reducen los niveles de cortisol, la hormona que produce el estrés. ¿Te apuntas? Venga, que llega la primavera y es el momento para engancharte! La jardinería reduce el estrés con media hora dedicada al cultivo y […]

Está demostrado que la jardinería funciona como terapia.

Con media hora dedicada al cultivo y cuidado del jardín se reducen los niveles de cortisol, la hormona que produce el estrés.

¿Te apuntas? Venga, que llega la primavera y es el momento para engancharte!

  1. La jardinería reduce el estrés

con media hora dedicada al cultivo y cuidado del jardín se reducen los niveles de cortisol, la hormona que produce el estrés.

  1. La jardinería ayuda a cultivar la memoria

al reducir el nivel de cortisol en el cerebro, que interfiere también en el aprendizaje y la memoria, se mejora la capacidad de recordar y de aprendizaje.

En la imagen la paisajista francesa Francesca Mineo cuidando uno de los jardines que ha proyectado.

  1. Mayor capacidad de meditación

La práctica de la jardinería provoca que al mismo tiempo que somos capaces de aparcar nuestros problemas diarios, tengamos la opción de practicar un modelo de meditación activa. Estás sumido en un trabajo manual que te hacer mantener la concentración como para no pesar en nada más. Como cuando dicen que la cocina relaja, pues esto es lo mismo.

    4.Te ayuda a respirar aire puro

si se practica en un espacio al aire libre, se recibe directamente la luz del sol y eso se traduce en vitamina D, encargada de ayudar al cuerpo a absorber el calcio, mineral que fortalece los huesos y el sistema inmunológico.

  1. Practicar la jardinería ayuda a evitar procesos depresivos

personas con depresión que cuidaban las plantas durante al menos 6 horas semanales se sentían mejor. La jardinería mejora el nivel de optimismo y entusiasmo por la vida.

En la imagen, la interiorista Carolina Verdugo en el jardín de su casa.

  1. Cuidar el jardín te ayuda a quemar calorías y ponerte en forma

Trabajando en el jardín durante 45 minutos quemarás aproximadamente las mismas calorías que haciendo 30 minutos de ejercicio aeróbico. En cualquier caso, cuidar un jardín implica movimiento y actividad. ¡Muy saludable!

  1. Se estimulan nuestros sentidos

Parece que una de las tareas más rudimentarias como es la jardinería, nos estimula puesto que sentimos y tocamos la tierra (que es como reconectar con ella), vemos cosas bonitas, percibimos los olores de la tierra y las flores… ¡Sal a la terraza o jardín y cuida tus plantas!

  1. Llevarás una alimentación más saludable

Cuidar las plantas hace que se cree una relación con el mundo vegetal y se valore todo lo que frutas y verduras nos aportan. Además, si la práctica de la jardinería está relacionado con el huerto, vas a comer más frutas y verduras de cultivo propio

  1. una actividad en familia

A través  del cuidado de las plantas, los más pequeños pueden aprender grandes  lecciones como el cuidado del medio ambiente, la importancia de los recursos, cómo se forman y de dónde vienen determinados alimentos, la necesidad de llevar una alimentación saludable…

  1. Te ayuda a dedicar un tiempo para ti

“En nuestra sociedad cada vez la gente tiene menos tiempo y quizás en alguna ocasión los propietarios de pequeños espacios verdes vean el jardín como un elemento de estrés. Sin embargo, el jardín, huerto o terraza nos dará disfrutes como la contemplación y la relación que nos genera la conexión con parte de la naturaleza urbana o rural

 

 

Comparte esta página :

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *